Catálogo de servicios

- Estudios de mercado

- Formación en análisis espacial

- Consultoría en mapas colaborativos

 

 

 

Contacto

 

 

 

Año 2014, Ébola: ¿Dónde refugiarse?

English

 

 

 

Copyright © 2014 GeografíaOperativa.

Todos los derechos reservados

La amenaza de un apocalipsis siempre estuvo ahí. Sus consecuencias son dramáticas: el fin del mundo, muerte y destrucción generalizada. Sin embargo, es un miedo que produce en muchas personas una morbosa atracción, como demuestra el éxito de millares de películas, libros y comics basados en esta temática. Desde esta web dedicada a la Geografía Operativa, nos gustaría hacer un modesto tributo a los seguidores de este género por medio de un experimento geográfico único en el mundo. Como resultado de un análisis espacial multicriterio hemos conseguido delimitar las mejores zonas para sobrevivir. Lo sé, académicos de todo pelaje, ceñudos analistas GIS y demás esforzados colegas de profesión se echarán las manos a la cabeza al ver esto. Son malos tiempos para la lírica y a menudo se entiende mal que un veterano profesional de la geografía decida hacer un paréntesis para acercar esta ciencia milenaria al gran público, huyendo, aunque sólo sea por un momento, de la literatura científica sobre temas que no interesan a casi nadie.

Por la escasez de datos gratuitos a escala mundial hemos limitado este experimento geográfico a España. De todas formas, estamos convencidos de que esta información le será de mucha utilidad a internautas de todo el mundo. Por el éxito de nuestro país como destino turístico, es evidente que para muchos ya es un excelente destino para escapar de una vida gris, aunque sólo sea una huida tipo libertad-condicional.

Aclarados los límites espaciales del análisis, es necesario explicar de forma breve y sencilla cómo se han construido las áreas-refugio del mapa adjunto (áreas azules). El criterio fundamental de la mayoría de variables utilizadas es la necesidad de huir de las aglomeraciones y los espacios más castigados por la actividad humana. Áreas metropolitanas, grandes vías de comunicación, zonas turísticas costeras, infraestructuras críticas, etc., son espacios excluidos de forma sistemática para hallar los espacios que mayores probabilidades conceden a la supervivencia en un amplio espectro de situaciones donde nuestra especie pudiera estar en peligro. A estas alturas, pocos dudan de la capacidad del ser humano para destruirse a sí mismo. Por ese motivo, de producirse un apocalipsis es muy probable que nosotros seamos la causa. A corto y medio plazo, es casi imposible que seamos víctimas de nuestro paciente y sufrido planeta, o los diferentes elementos que sigilosamente pululan por el universo.

El apocalipsis, palabra que en su origen griego significa revelación, tal vez esté cerca si atendemos a la gran cantidad de revelaciones de casos de corrupción que nos asaltan cada día. No hay que olvidar la siguiente máxima histórica: todas las civilizaciones nacen, se desarrollan y, de forma más o menos traumática, mueren. El final del mundo actual puede que se produzca casi sin darnos cuenta, de forma tan gradual que tendremos que estar muy atentos para enterarnos. En cualquier caso, tengamos o no que echarnos al monte para sobrevivir al ébola, otro gobierno PPSOE o un ataque zombi, el mapa que ofrecemos en esta página nos permitirá poner rumbo a lugares donde nuestras opciones de supervivencia aumenten. Son lugares donde podremos disfrutar de alimentos frescos, aire puro, agua clara y una noche cuajada de estrellas. ¿Alguien conoce un refugio mejor?