Catálogo de servicios

- Estudios de mercado

- Formación en análisis espacial

- Consultoría en mapas colaborativos

 

 

 




Contacto

 

 

 

Golfos y otros accidentes geográficos de la política municipal

English

 

 

 

Copyright © 2013 GeografíaOperativa.

Todos los derechos reservados

Los ciudadanos estamos hartos de la clase política. Tal vez el origen del problema sea precisamente ese: que forman una "clase" diferente a la del resto de la sociedad. Este problema se agrava cuando gente elegida y pagada por nosotros se comporta como señoritos de cortijo. Esos señoritos ejercen el poder para satisfacer sus apetitos y los de sus amigos: bancos, cajas de ahorro, grandes constructoras, etc. Hay que rescatar a los bancos, las cajas, y las concesionarias de las autopistas de peaje. Nadie rescata a la familia que se queda en la calle. Parece evidente para quién gobierna esta gente.

Como en tantos otros temas críticos, los que sabemos sacarle jugo a los datos estamos obligados a hacer un análisis preciso de la situación. Si además tenemos la suerte de no vivir del mamoneo político de los viejos partidos y los think tanks patrocinados por bancos y cajas, podemos incluso darnos el capricho de ser algo impertinentes.

En la actualidad ya no hay espacios en blanco en los mapas de nuestra geografía física. Esto nos obliga a concentrarnos en los lugares sin explorar de la geografía social, económica y política. Después de descubrir los oasis de empleo en plena crisis, ahora nuestros esfuerzos se centran en cartografiar la calidad de nuestra política municipal. Para ello, utilizando datos oficiales, identificamos los municipios con mayor gasto por habitante en sueldos a políticos y directivos de empresas públicas (manchas de color marrón en el mapa). A continuación, creamos una segunda categoría cruzando ese dato con los municipios que tienen una tasa de paro superior a la media (dato que es también oficial). Así, encontramos que en 294 municipios (de color negro en el mapa), los ciudadanos están haciendo un esfuerzo muy superior a la media por mantener a su clase política local, al tiempo que sufren cifras de paro escandalosas. En nuestra opinión, este dato nos permite cartografiar un nuevo accidente geográfico: los golfos de la política municipal.

En el otro extremo, confirmando la realidad de que no todos los políticos son iguales, encontramos 230 municipios con un gasto muy pequeño en políticos locales y unas tasas de paro inferiores al 10% (color verde). Este hallazgo también merece ocupar un sitio en el mapa. Por desgracia para la democracia, se trata de una situación minoritaria.

(Nota: en este enlace es posible acceder a la metodología: fuentes de datos, criterios de selección de municipios y algunos datos curiosos)